Ha pasado un mes más y ando por aquí con una nueva receta (la anterior fue todo un éxito), una receta muy fácil a la par de vistosa. Se trata de unos mini merengues o besos de colores, que además de vestir nuestra fiesta serán toda una tentación para los invitados.

Como os decía es una receta muy sencilla, la única pega que quizás le veáis es que requiere mucho tiempo de horno pero merece mucho la pena ya que la podéis preparar con muchísima antelación, incluso un mes…¡ lo que no os aseguro que después lleguen a la fiesta! son una auténtica perdición.

Y como estamos de celebración en All Lovely Party por la inauguración de la nueva tienda online no podía ser de otra manera que ésta fuera la receta, así que coged uno, o los que queráis y ¿celebrad con nosotros esta nueva sección!

Nos vemos el mes que viene con una recetita con toques navideños.

INGREDIENTES:

100 gr clara de huevo

100 gr azúcar blanquilla

100 gr azúcar glas tamizada

1 cucharada de postre de esencia de vainilla

1 pizca de sal

Colorante rojo en gel

ELABORACIÓN:

* Precalentamos el horno a 80ºC. arriba y abajo sin ventilador.

* Con ayuda de unas varillas eléctricas nos dispondremos a montar las claras de huevo con la pizca de sal.

* Cuando las claras comiencen a estar cremosas, añadimos poco a poco el azúcar blanquilla sin dejar de batir.

* Continuaremos batiendo hasta que las claras estén de un blanco brillante.

* Seguidamente y con ayuda de una espátula incorporaremos el azúcar glas tamizada por tantas y con movimientos envolventes para evitar que se bajen.

* Una vez incorporada el azúcar glas dividiremos la mezcla en 2 boles diferentes. A uno de ellos de añadiremos una puntita de cuchillo de colorante rojo.

* Tras tener lista la mezcla con el colorante rellenaremos 2 mangas pasteleras con boquilla estrellada y escudillaremos las masas sobre papel de hornear que habremos dispuesto sobre bandejas de horno.

* Llevamos al horno y horneamos unas 3 horas o hasta que los merengues estén completamente secos.

Si quisierais crear unos bocaditos aún mas tentadores os animo a unir dos con un poco de nata montada, mermelada, crema cheesecake, buttercream o la que más os guste.

Si los desmenuzáis son la decoración ideal para una copa dulce o una fruta asada con algún licor y servida con algo de nata.

Envasados en bolsas de celofán o botes herméticos pueden aguantar hasta 3 meses.

¿Os animáis? creo que yo tendré que repetirlos pronto.

Fuente: Peggy Porschen

Loreto ♥ Sabores de colores