Mi madre siempre me ha dicho que las modas vuelven ¡y qué gran verdad! Lo que pasa es que hay veces que vuelven de la forma más sorprendente convirtiendo unos simples mantelitos de papel en auténticas obras de arte que bien sirven para decorar con un buen packaging un regalo o bien como un objeto de decoración de lo más actual. Y teniendo en cuenta el próximo día de San Valentín que a punto está de llegar, las de corazones son lo más de lo más.

Estas blondas de papel se han convertido en tendencia total para bodas, usándose de infinidad de formas a cada cual más bella.

Dando forma a las blondas hasta formar delicados conos para rellenar con pétalos de flores pueden ser un punto distintivo en una boda diferente e incluso para rellenar con palomitas en una mesa dulce.

A los novios más atrevidos estoy segura que les encantaría esta forma tan original de indicar cual es su silla mediante unas enormes blondas de papel rectangulares, así como los libros de firmas decorados de la misma forma.

Y tan de moda se están poniendo que se llegan a incluir en las indispensables invitaciones o participaciones de boda.Así que ¿por qué no unirse a esta moda? Y es que estos delicados trocitos de papel quedarían genial hasta en el sitting plan de la más bonita de las fiestas. Yo ya he decidido unirme a la tendencia ¿y tu?