La boda que os traigo hoy, es una de esas bodas que a nadie deja indiferente. Una boda llena de detalles y de sentimientos. Una boda ambientada en la naturaleza uniendo dos grandes elementos: mar y montaña. Sin duda una de esas fiestas bonitas que a nosotras nos encanta.

Kailey y Ethan se casaron a orillas del mar el pasado diciembre. Por la armonía de las fotos y por la paz que se percibe, tuvo que ser una boda inolvidable. Señales, flores, cristalería, decoración… todo fue diseñado y organizado por la magnífica Kate de Events by Kate quien para la ocasión, preparó una decoración muy cuidada tanto en la ceremonia como en el banquete.

Como os comentaba, la pareja se casó en una idílica playa de arena blanca aunque para el banquete, escogieron un hermoso emplazamiento en mitad del bosque. Kate se ocupó de dejar cada rincón acorde con las tonalidades elegidas para el gran día. No hubo detalle que se le escapara. Balas de paja con preciosos ramilletes; señales de madera hechas para la ocasión; un seating plan de lo más rústico; mantas para todos los invitados; servilletas con el sello de los novios… Sin duda un precioso evento y es que detrás de él se escondían la maravillosa mente de una event planner con más de doce años de experiencia. Un trabajo estupendo Kate!

boda rustica

boda rustica

boda rustica

boda rustica

boda rustica

Let’s party together

Tanit