Lo confieso: los objetos de alambre me apasionan, y más cuando hablamos de cestas. Son un complemento ideal para cualquier habitación o para cualquier decoración. Son versátiles a más no poder, por eso podemos encontrárnoslas en cocinas, estudios, baños…

Navegando el otro día por pinterest, y viendo las preciosidades que hay por todos los tableros, se me encendió la bombilla y decidí crear yo misma la cesta ideal para cualquier evento! ¿Queréis ver el resultado? Aquí tenéis un DIY muy elaborado fotografiado por Joanna Noguera.

Aunque os pueda parecer una utopía, esta cesta podréis elaborarla vosotros mismos con vuestras propias manos con este paso a paso. Así que atentos a los poquísimos materiales que necesitaremos para nuestro DIY:

Materiales:

  1. Alambre recocido
  2. Tenazas
  3. Alicates
  4. Molde (en este caso el libro)
  5. Decoración

Paso a paso: 

Empezaremos cogiendo el alambre y le daremos forma con el molde (en nuestro caso el libro será nuestra guía). No hace falta que quede perfecto, al contrario, tenemos que dejar holgura para no quedarnos cortos. Cuando le hayamos dado la forma deseada, cortaremos el alambre con las tenazas. Repetiremos este paso tres veces. Una vez tengamos los tres alambres iguales, los juntaremos y los estiraremos de manera que queden rectos.

Para este siguiente paso, necesitaremos ayuda de otras manos colaboradoras. Nuestro ayudante sujetará los tres alambres con unos alicates lo más fuerte posible (no os asustéis que no se dañarán) siempre vigilando que estén en fila y no uno encima de otro. Por el otro extremo, realizaremos lo mismo con otros alicates. De esta manera tendremos los tres alambres sujetados a ambos lados por dos alicates diferentes.

Ahora empezaremos a trenzar nuestro alambre para hacer el bastidor. Nuestro ayudante sujetará con firmeza los alicates mientras que nosotros vamos girando nuestro lado. De esta manera conseguiremos que los tres alambres se unan entre sí dando rigidez a nuestra bastidor.

Una vez tengamos el trenzado, volveremos a usar nuestro molde para hacer el bastidor. Ahora si que debe quedar lo más similar posible, así que apretad un pelín.

Cuando el cuadrado este hecho, lo separaremos del molde y procederemos a unirlo. Para ello sólo tendréis que doblar el alambre trenzado a 180º para que no pueda soltarse. Podréis usar los alicates para darle más firmeza al cierre. Para cortar el alambre sobrante, usaremos las tenazas.

Ahora nos toca hacer los laterales de la cesta. Seguiremos los mismos pasos que antes. Cogeremos nuestro molde y lo reseguiremos con el alambre para hacer un cuadrado. Esta vez lo haremos sólo con UN alambre.

Para que nuestra cesta vaya cogiendo forma, necesitaremos repetir este paso tres veces (dos para los laterales y uno para el fondo).

Una vez tengamos los tres moldes hechos, nos tocará unirlos entre ellos. Cortaremos un trozo de alambre (con 8cm ya nos servirá) y uniremos la base trenzada con un lateral. Para la unión os aconsejo que deis tres o cuatro vueltas al alambre de 8cm y lo apretéis con los alicates para que os quede bien sujeto.

¡Ya tenemos nuestra base preparada! ¿Qué toca ahora? Vamos a preparar los laterales para que no se caiga nada de nuestra preciosa cesta.

Con nuestra base en la mano, cogeremos alambre y lo uniremos dando un par o tres de vueltas. Estiraremos el alambre y le daremos una vuelta en el lateral opuesto. Des esta manera uniremos los cuatro laterales.

Según la distancia que nos guste, tendremos que repetir este paso más o menos veces. Contra más cerrada queramos la cesta, más veces tendremos que pasar alambre.

Ahora si, nuestra cesta está casi terminada. Lo único que nos quedará será coser las “barras” verticales para que la cesta quede completa.

Iremos pasando alambre por las paredes ya hechas, uno si uno no, para que coja más firmeza. Repetiremos tantas veces queramos según la distancia entre barras que queramos obtener.

And…that’s all friends!

¿Qué os ha parecido el tutorial? ¿Os atrevéis? Queremos ver vuestros resultados!

Fotografía: Joanna Noguera

Tanit

Let’s party together!