Nos apasionan los objetos con un poquito de historia, esos que han puesto la palabra vintage tan de moda, y no es de extrañar. Algunos hasta parece que nos piden a gritos que les hagamos un huequito en nuestras vidas y sin duda, consiguen dar un toque muy especial y nostálgico allá donde tengan presencia.

Uno de nuestros favoritos son las bicicletas. Nos resulta original y divertido ver a esos novios que las escogen como vehículo para su propia boda. Siempre y cuando el recorrido que vayan a hacer sea muy cortito y el vestido de la novia permita llevarlo a cabo con comodidad y de forma segura.

En el aspecto decorativo son mucho más que un vehículo. Para ornamentarlas podemos utilizar cestas con flores, pompones, señales…, y en cualquier rinconcito allá donde las pongas quedan monas.

En el post de hoy te explicamos cómo decorar tu bici vintage de forma resultona y sencilla, tanto si quieres usarla para decorar tu boda o cualquier otra fiesta bonita.

En primer lugar, forramos algunas latas de conservas recicladas con papel estampado, las perforamos y amarramos con cordel a la parte trasera de la bici.

En los manillares de la bici amarramos lazos de varios colores; de las ruedas y dispuestos a varias alturas colgamos mini-pompones que hicimos nosotros mismos en tonos similares a los lazos, una pizarra con la palabra “ceremonia” escrita hizo de indicador y por último hortensias azules y alhelíes blancos en jarroncitos de cristal.

¡¡¡Este es el resultado!!!

 

Esperamos que te haya gustado la idea y sobre todo que te haya servido de inspiración. Así que ya sabes, si tienes una bici antigua…¡sácala del trastero y ponla en tu fiesta!!