Me encanta la decoración de las fiestas, creo que es algo esencial para marcar tus gustos y para salirte de lo normal. Es más,  cuando oigo la palabra fiesta, se me enciende como un pequeño botón y en mi mente sólo veo cómo podría decorar ese evento. Creo que es por eso que me encargo de decorarlo todo. Y cuando digo todo, es todo! Si tengo un vaso, allá que voy a decorarlo; si tengo un rincón, a por él voy si tengo unos globos…también los decoro! En fin, creo que sufro algún tipo de síndrome que aún no se le ha puesto nombre.

Pues bien, hoy os quiero enseñar cómo elaborar vosotros mismos esta preciosa guirnalda de flecos que próximamente veréis para que la he usado. Es un DIY muy sencillo, rápido, versátil y muy decorativo. Con tan sólo unos cuantos flecos, tu fiesta parecerá otra!

Materiales

  • Papel de seda (en mi caso he usado la mitad del folio entero)
  • Tijeras
  • Cuerda
  • Pistola de silicona

 

Elaboración

Dobla la hoja de papel de seda por la mitad de manera longitudinal marcando bien con el dedo para que luego no se nos mueva al cortarla. Vuelve a doblar la hoja y vuelve a marcar bien la doblez y por último, vuelve a doblar la hoja. De esta manera te quedará la hoja de unos 4cm de ancho.

Con las tijeras, haz cortes hasta arriba dejando unos 2cm sin cortar. Yo he hecho 5 tiras para que los flecos sean finitos, pero si os gustan anchos, sólo tenéis que hacer los cortes más separados.

Una vez tengas los flecos hechos, abre el papel por la mitad. Al haber hecho tantas dobleces, verás que el fleco que queda en la mitad de la hoja es doble. Córtalo de la misma manera que hemos hecho antes.

Vuelve a abrir el papel por la mitad y repite el mismo paso de antes.

Por último, vuelve a desdoblar el papel y corta también el fleco del medio.

Este paso es un poco delicado debido a la naturaleza del papel pero no es nada complicado. Abre la hoja por la mitad, dejando los flecos a la derecha y a la izquierda.

Dobla la hoja por la mitad y vuelve a doblarla tantas veces como sea necesaria hasta que te quede una tira de 1cm más o menos.

Enrolla el papel de seda con cuidado por la parte que no hemos cortado flecos. Cuando ya  lo tengas todo enrollado, dobla por la mitad.

Una vez hayas puesto el fleco en la cuerda que vayas a usar, pega los dos extremos enrollados con una gota de silicona para que no se mueva.

Ya tienes listo el fleco. Ahora sólo falta un poquito de tiempo para crear tantos cómo quieras y formar una bonita guirnalda de flecos de papel de seda!