Hoy te raigo una propuesta económica que permite jugar con multitud de estilos para decorar cualquier rincón de la casa y alegrar tus fiestas bonitas. Una flor ideal para la decoración de cualquier rincón. Estas ramitas con color optimista en sus puntas se llaman mimosas y dan un aspecto natural y vivo. Al ser una flor muy versátil son un acierto para cualquier tipo de evento.La mimosa es una planta que una vez seca se conserva en prefecto estado, manteniendo su intenso color tan característico. Sus finas y extensas ramas te permiten jugar con diferentes alturas, incluso puedes cortar su rama principal y seguir dándole nuevos usos a cada ramita.

En el caso del jarrón transparente, dejé las ramas largas adrede para que lucieran más. Las mimosas solas quedan muy vistosas pero puedes combinarlas con otras flores del mismo tono o contrastarlas con colores más fuertes u hojas verdes.

Reutilizar cualquier recipiente que me encuentro en la cocina para convertirlo en florero es una manía que tengo desde hace tiempo. Siempre que veo un bote vació, del tamaño que sea, lo adorno con una pequeña flor. Simples detalles que ayudan a decorar y resaltar cualquier acontecimiento.

Las coronas de flores naturales están causando furor por la blogsfera. Es su momento, como lo fue el de las piñas y los flamencos el año pasado. Suelo utilizar flores silvestres para este tipo de adornos porque me resultan mucho más naturales que una margarita comprada en una floristería. En este caso, corté unas ramas verdes de un árbol, le agregué unas pequeñas ramitas de mimosa para que contrastaran y… voilà! En unos minutos fabriqué una corona muy resultona que me puede servir para cualquier evento.

Otra de las cosas que hice, y que surgió a partir de la corona fue mi ramo de no-novia. Siempre quise tener un lindo ramo en mis manos y esta vez me atreví. Tenía paniculata, lavanda, mimiso y unas cuantas ramas verdes que me sobraron de la corona. Uní todas las flores y lucí falda larga bajo el sol. Es una idea que puede servirte de comodín para cualquier fiesta.

¿Quieres celebrar una cena al aire libre y darle un aire vintage? Decora tu centro de mesa con estas preciosas flores y combínalas con unas ramitas de paniculata y un poco de lavanda. Cuando esté a punto de caer la noche ilumina tu cena con la luz de las velas y unos cuantos farolillos colgados en un árbol. Crearás un ambiente acogedor y muy romántico bajo la luz de las velas. ¿No os parece ideal esta flor para la decoración?

Si quieres una comida de lo más informal pero con un estilo natural decora unas servilletas de lino color crudo y añádele unas cuantas ramitas amarillas para alegrar la vista. Acompáñalo con unos vaos o individuales del mismo tono, como viste en diseña tu fiesta con rayas. Verás qué comida más peculiar vas a pasar.

Espero que te sirva de inspiración para decorar tus futuras fiestas bonitas. Esto fue lo que me inspiró al ver las preciosas mimosas en uno de los jarrones decorando rincones de mi casa. Me pareció una idea sencilla de realizar y me lancé a enseñarte cómo aprovechar todas las ramitas para decorar con la misma planta, pero de una manera totalmente diferente.