La cultura celta es muy conocida por sus leyendas inmortales y los mágicos entornos en los que estas se desarrollan. La tierra gallega está repleta de lugares que inspiraron a sus ancestros para crear todos esos mitos e historias que han sobrevivido hasta el día de hoy y que lo seguirán haciendo durante muchos años más.

Hoy, gracias a Patri de Love Lovely y al gran equipo del que se ha rodeado, te traigo una sesión cargada de personalidad y melancolía que viene a hacer un guiño al mundo del mar y a la riqueza de los pueblos de Galicia.


Ligeia, una musa entre olas



Una musa entre olas

Ligeia, una musa entre olas, tuvo que sucumbir al placer de bañarse en las frías aguas del Atlántico que llegan a las Calas de Meirás para llegar a la Ermita de Nosa Señora do Porto, una construcción que desafía a las tempestades y a los temporales del océano y que se erige sobre una pequeña isla rocosa a la que solo se puede acceder cuando la marea está baja.

Una musa entre olas

Una musa entre olas

Una musa entre olas

Una musa entre olas

Una musa entre olas

Una musa entre olas

Una musa entre olas

Una musa entre olas

Una musa entre olas

Una musa entre olas

Fue en ese lugar donde, según cuenta la leyenda, Odracir la descubrió por primera vez. El rudo marinero que había  luchado en cientos de batallas contra las propias olas había dejado que el color de la blanca espuma de mar comenzara a apoderarse de su cabello en una alianza eterna ya que su vida era la mar.

Una musa entre olas

Una musa entre olas

Una musa entre olas

Una musa entre olas

Una musa entre olas

Una musa entre olas

El agua del océano había teñido sus ojos y los había nutrido con su sabiduría por lo que nunca había tenido miedo de tormentas, motines o salvajes y, sin embargo, desde el primer día en el que había visto a su sirena se había quedado hipnotizado, soñando con que sus ojos se volvieran a posar en ella una vez más y temblando con el simple pensamiento de encontrarla entre las olas, algo que deseaba como a nada en la vida.

Una musa entre olas

Una musa entre olas

 

Con una decoración mínima, dado que en la costa gallega sobra belleza natural, descubrimos pequeños elementos como candelabros en tonos cobre y flores y plantas cálidas que se funden con el entorno a la perfección. Nuestra sirena viste un estilismo creado en exclusividad para Tul Novias por Flora Bridal a base de bordados a mano con hilo de seda e incrustaciones de piedras y perlas muy delicadas.

Espero que te haya gustado la sesión que hemos visto a través del objetivo de Manu Cruz y, como no podía ser de otra forma, ¡nos vemos en la próxima!


Decoración de arte Love Lovely | Fotografía y edición Manu Cruz | Vestido Tul Novias | Flores Ombú Studio | MUA SH maque up Studio | Modelo Andrea Canedo | Joyas Aristocrazy