Hoy, me apetecía compartir contigo un post muy especial; quería mostrarte una pequeña pincelada de lo que les conté a las asistentes del pasado Meet the Team, con las que pude estar y hablar durante horas…A ti, que por un motivo u otro no pudiste asistir, te traigo lo que para mi es fundamental a la hora de organizar eventos: los sentidos.

No es la primera vez que digo que los detalles son muy importantes a la hora de planificar un evento. Y a pesar de repetirlo las veces que haga falta, en alguna ocasión, éstos pueden quedar un poco olvidados por el afán de querer decorar a la perfección el espacio, por no prestar atención o simplemente, por que no se ha tenido el tiempo suficiente para pensar en ello.

Por eso, les propuse un ejercicio muy rápido y sencillo para tomar conciencia del poder que tienen los sentidos ¿te apetece?

 

Imagínate que te encuentras en una isla – en mi mente normalmente es Formentera o Kauai – y que después de un paseo tranquilo, a solas, llegas a un acantilado justo para ver la puesta de sol. Cierras los ojos durante unos instantes, sientes las brisa del viento acariciándote la cara y tu pelo revolotea despeinado; escuchas como las olas rompen contra las rocas, el olor a mar se convierte en tu perfume y tú, te detienes a mirar como el sol empieza a desaparecer en el horizonte.

Una vez ahí, ¿crees que sentirán lo mismo, a pesar de tener en frente la misma estampa, una persona que acaba de saber que va a ser madre, una persona a la que acaban de dejar, una persona que acaba de prometerse o una persona a la que le acaban de diagnosticar una enfermedad grave?

Seguramente no, y es que dependiendo de cómo te sientas en cada momento tu percepción y tu recuerdo serán distintos; es decir, vemos lo que sentimos y el recuerdo que nos quede de ese momento, de ese lugar, de esa puesta de sol será en base a lo que hayas percibido a través de los sentidos. Si en ese instante estabas enfadado cuando lo recuerdes volverás a ese estado igual que si estabas feliz lo recordarás de manera positiva.

Con esto quiero decir que, a la hora de organizar eventos, debemos tener en cuenta cómo se pueden sentir nuestros invitados. Partiendo de la base y entendiendo que es prácticamente imposible controlar qué humor tendrán ni cómo reaccionaran, pero lo que sí podemos hacer es intentar crear un ambiente estudiado, pensando en cada sentido, para que los asistentes lo perciban de manera positiva y por tanto, generen un recuerdo positivo de ese momento.

los-eventos-a-traves-de-los-sentidos-4

Porque organizar los eventos a través de los sentidos es la clave para que éstos sean recordados como un momento agradable.

Hasta la próxima :)

…………………………………………………………………………………………………………………………………………………

Fotografías: 1 , 2 , 3 , 4 y 5

…………………………………………………………………………………………………………………………………………………