En pleno centro de Madrid, en la calle del Carmen entre las plazas de Callao y Sol, hay un espacio único que nos invita a hacer una pausa en nuestro ajetreado día a día para salir renovados a todos los niveles.

Con una propuesta única e innovadora, el Lush Spa Madrid es un verdadero oasis en medio de la ciudad.

¿Quieres saber por qué este espectacular spa y sus tratamientos son tan especiales? Acompáñame a descubrirlo en el post de hoy…

Ubicada en la calle del Carmen 24 de Madrid, en pleno centro de la ciudad, encontramos una de las tiendas más especiales que Lush tiene distribuidas por la geografía española, ya que en sus dos plantas superiores es donde podremos encontrar el único Spa que, por el momento, tiene esta compañía de cosmética inglesa en toda España. Pero antes de pasar al Spa, ¿por qué no echamos un vistazo por la tienda?

Sin duda alguna, si hay algo por lo que destaquen los productos de Lush, además de por cumplir siempre lo que prometen y ser un verdadero deleite para los sentidos, es porque siendo fieles a su política todo lo que podemos encontrar en la tienda está diseñado y fabricado con la idea de ser respetuoso con los animales y el medio ambiente.

En su tienda podemos encontrar distintas gamas de productos que van desde  el cuidado del cabello o el rostro, hasta su colección de perfumes, o bombas y burbujas de baño.

Además, también podemos encontrar una sección de regalos ya preparados con una selección de diferentes productos Lush que resultan perfectos cualquier ocasión.

Y, por si todo esto fuera poco, también ofrecen la posibilidad de celebrar fiestas privadas en la propia tienda en las que mimarse con sus productos, elaborarlos nosotros mismos a mano, o conocer sus últimas novedades. ¿Verdad es que es una propuesta muy original para pasar una tarde diferente?

Así que ahora que hemos dado un repaso por todo lo que podemos encontrar en la tienda, os invito a que me acompañéis hasta el fondo, donde encontraremos las escaleras que nos permitirán subir al Lush Spa, donde nos transportaremos al interior de una preciosa casa en medio de la campiña inglesa donde no falta detalle y desde la que podemos escuchar el canto de los pájaros de fondo…

Flores frescas, un cuenco con fruta, muebles de madera sin tratar, y un montón de tazas preparadas para degustar un delicioso té nos esperan en la Lush Kitchen, y nos hacen pensar que este Spa no tiene nada que ver con la idea que podríamos tener de un lugar así. Aquí nos presentarán a la persona que se encargará de nuestro tratamiento de entre todos los increíbles profesionales que trabajan en el Spa y que han sido formados durante semanas en la sede de Lush en Poole, Inglaterra.

Como decíamos, este ambiente tan especial que transmite tanta paz y serenidad nos hacen imaginarnos que este spa no tiene nada que ver con lo que pudiéramos haber imaginado, y de hecho, así es. Tal y como nos explican en Lush Spa, este es un lugar único en el que los tratamientos están creados con la colaboración de un sinestésico (personas que gracias a un fenómeno neurológico pueden asociar dos o más sentidos) que oye colores llamado Simon Emmerson, que se ha encargado de componer la música que podemos escuchar de fondo durante los tratamientos y que está perfectamente acompasada con los movimientos de nuestro masajista, y Mark Constantine, co-fundador de Lush, que une aromas y formas. De esta manera han desarrollado una serie de tratamientos únicos que juegan con los sentidos y que, gracias a esa complementación sensorial, mejoran su eficacia.

Entre los tratamientos que ofrecen está “Synaesthesia“, un tratamiento que no solamente es capaz de hacernos sentir renovados a nivel físico, sino que al poner en funcionamiento todos los sentido es capaz de hace aflorar en nosotros un estado de ánimo concreto. Para eso, la música está especialmente compuesta para el tratamiento (oído), nuestro masajista estará perfectamente coordinado con ella durante el tratamiento como si de un baile se tratara (tacto), la gama cromática de la habitación será adaptada (vista), y disfrutaremos del beneficio de los mejores aceites esenciales (olfato).

Otro de los tratamientos que ofrecen es “Validation Facial“, y se basa en la idea de que “al conseguir que nuestra piel luzca radiante, sintamos nuestro interior resplandeciente“. Para eso, antes de recibir nuestro tratamiento nos preguntan cómo nos gustaría sentir la piel de nuestro rostro tras el tratamiento para, después, acompañarnos por la tienda recomendándonos los mejores productos de Lush específicos para nuestra piel, además llevarnos un poquito de cada uno de ellos para usarlos posteriormente en nuestro tratamiento.

The Comforter“, su tratamiento más dulce, nos invita a “sumergirnos en un mundo de pura imaginación” con un masaje corporal exfoliante de chocolate caliente mientras la sala de tratamiento se llena de preciosas estrellas verdes y burbujas (¡sí, has leído bien, burbujas!) con aroma a rosas.

Además, como estáis pudiendo ver, todas y cada una de las estancias del Lush Spa son absolutamente increíbles y están preparadas para vivir una experiencia realmente única. De hecho, una de las más sorprendentes es en la que podemos disfrutar de “The Good Hour” y “Tailor Made“, dos tratamientos de temática marinera en los que los masajistas conseguirán deshacer nuestros “nudos musculares” por medio de un tratamiento tonificante. Al inicio del tratamiento y gracias al acompañamiento musical compuesto específicamente para estos tratamientos, tendremos la sensación de “estar en un barco dejando los muelles para vivir una aventura sublime en el mar” mientras escuchamos las gaviotas de fondo. Pero como el equipo de Lush siempre va un paso más allá y quieren conseguir que cada experiencia sea única e irrepetible, fijaos en la estancia temática tan especial en la que se puede disfrutar de estos tratamientos, bruma marina incluida…

Además, como la filosofía de Lush es que las cosas buenas hay que compartirlas, ofrecen la posibilidad de recibir estos tratamientos en una sala doble para recibir el tratamiento junto a alguien especial, lo que lo convierte en una idea perfecta para hacer un regalo, para disfrutarlo antes o después de celebrar una boda, o simplemente para darnos un capricho y pasar un día diferente.

Aunque ofrecen más tratamientos, y están a punto de presentar algunas novedades, cualquiera de ellos es una excelente elección para disfrutar solos o en compañía. Al finalizar, para poder despertar lentamente del estado de relajación en el que salimos, podemos parar un poquito en cualquiera de sus estancias para disfrutar de un momento de relax antes de salir completamente renovados.

Y como el equipo de Lush está en todo, también podemos llevarnos con nosotros la música que ha sonado durante el tratamiento del que hemos disfrutado.

Así que como habéis podido ver, Lush Spa es un lugar único que no podéis perderos si estáis por Madrid. Es la opción perfecta para mimarnos con sus productos, preparar una fiesta única en su maravillosa tienda, y disfrutar de un tratamiento único como no hayamos probado jamás en su Spa y que, os aseguro, os sorprenderá…
Lush Spa, un oasis en medio de la ciudad 15

Y si estáis por Madrid y queréis aprovechar para visitar algunas tiendas interesantes que además ofrecen workshops, aquí tenéis algunas ideas.

…………………………………………………………………………………………………………………………………………………

Fotografías Gema Espinosa

…………………………………………………………………………………………………………………………………………………

 

Pin It on Pinterest

Share This