El vídeo nupcial es uno de los puntos que más nos preocupan en la organización de nuestra boda es por eso que hoy te desvelamos uno de los grandes videógrafos del sector: OnedayOnesong y te lo ponemos facilísimo para que el vídeo de tu boda sea el que siempre has soñado.

¿Quieres descubrir quién hay detrás de la cámara y qué hace que su trabajo sea tan profesional? Atenta a esta entrevista en la que María Pons nos desvela sus secretos más bien guardados.


OnedayOnesong, video nupcial


OnedayOnesong videos de bodas

Cuéntanos María, ¿qué es OnedayOnesong? ¿Por qué ese nombre?

El nombre viene porque originariamente la marca nació con la idea de hacer vídeos cortitos, usando únicamente 1 canción (vídeos con una duración máxima de 5 minutos). De ahí el nombre, en una canción se resumía un día: one day, one song. Con el tiempo, vi que muchas parejas preferían un vídeo un poco más largo. Y en realidad, con las bodas actuales, en las que suelen haber tantos detalles, sorpresas, bailes, regalos, etc. me pareció buena idea alargar la duración (entre 10-20 minutos). Sigue habiendo la opción de contratar un vídeo corto de 3-4 minutos, pero siempre como complemento al vídeo más largo.

Aquí podéis ver un ejemplo de vídeo corto que Albert & Sandra (2016) contrataron además de su vídeo largo.

Aunque ahora los vídeos incluyan entre 3 y 5 canciones, el nombre se mantiene, porque la marca ya estaba bastante consolidada. Sí que ha habido una transformación del nombre hacia ODOS (las iniciales de OnedayOnesong), para simplificarlo a nivel de redes sociales, de uso en los logos, e incluso para nombrarlo más rápidamente.


Es habitual que las parejas contraten a fotógrafos para su boda, pero ¿por qué deberían apostar también por un videógrafo?

Cada vez son menos las parejas que apuestan sólo por contratar fotógrafo. Se van dando cuenta que el poder emotivo de la imagen en movimiento es, en general, incluso mayor que el de las fotografías. Los sentimientos son todavía más reales, más cercanos. La oportunidad de poder añadir sonido es también un factor clave: esas palabras emotivas de los novios y de los invitados, sin olvidarnos de la fuerza de la música, que potencia y acompaña perfectamente a la imagen en movimiento. Creo que las parejas que no contratan vídeo para su boda, con el tiempo lo echan en falta.

Me gustaría lanzar una reflexión a todos los novios. El espacio, el vestido de la novia, el catering…todo esto es de vital importancia para crear la boda soñada, y normalmente hay un presupuesto asignado para cada partida. En cambio el vídeo parece ser que queda a menudo al final del listado en orden de prioridades. Pero…¿qué mejor manera de poder mantener en la memoria cómo fue todo (el espacio, el vestido de la novia, el catering…) que con un vídeo que lo muestre y que podréis ver miles de veces? Creo que con el vídeo los novios pueden revivir de manera más precisa ciertos detalles que con la fotografía no se aprecian tanto (parlamentos, entrega del ramo, primer baile nupcial…)

Por ejemplo, Dani & Berta 2016, (del que te hablamos en su momento) me explicaron que gracias a su vídeo se emocionan cada vez que escuchan los parlamentos de sus amigos y familiares.

El poder emotivo de la imagen en movimiento es, en general, incluso mayor que el de las fotografías. Los sentimientos son todavía más reales, más cercanos.


¿Cómo son los vídeos de boda de OnedayOnesong?

OnedayOnesong son vídeos nupciales hechos con pasión, cariño, profesionalidad y cercanía. Es intentar captar en imágenes, sonido y música las emociones vividas en uno de los días más felices de cualquier pareja. Quiero que las parejas revivan y sientan una y otra vez eso indescriptible que experimentaron durante el día de su boda, la magia.

Apuesto por un estilo natural y personal a la vez. Con un ritmo ágil y ameno, con pinceladas creativas pero siempre desde la elegancia. Hay compañeros de mi sector que optan por crear vídeos en los que la estética es el punto más importante, pero en los que quizá el sentimiento no es el protagonista, y queda bastante en segundo plano. Para mí no hay duda, lo primordial es la emoción (envuelta y acompañada de imágenes bonitas, eso sí!).

No me interesa crear solo un vídeo estéticamente impactante, ni tampoco un ritmo de edición trepidante, ni con constantes movimientos de cámara, ni muy publicitario, como si se tratara de un spot televisivo o un videoclip. Busco que la emoción sea lo fundamental, que las parejas se sientan muy identificadas con lo que están viendo, que les defina, sin artificios, que no echen en falta a sus seres queridos en el vídeo (también súper importante según mi criterio). 

Me vienen a la mente de nuevo Albert & Sandra (2016). Me comentaron que habían llorado y reído un montón de veces viendo su vídeo, y eso ¡no tiene precio!

Ofrezco la posibilidad de añadir entrevistas a los novios. Es una manera ideal para que nos cuenten, de su boca, algunas cosas como por ejemplo cómo son, cómo se conocieron, cuál ha sido su camino hasta llegar al día de la boda… Me parece que es una forma fantástica de personalizar todavía más el vídeo, como en el caso de Raúl & Júlia (2016).

Llegó el gran día, ¿cómo es vuestra forma de trabajar?

En general, desde OnedayOnesong cubrimos unas 10 horas aproximadamente, aunque en muchas ocasiones acostumbra a ser un poquito más. Empezamos a trabajar unas 3 horas antes de la ceremonia, yendo primero con los preparativos del novio, luego vamos con la novia y ya seguimos todo el día hasta el baile.

En el caso de las parejas que contratan entrevistas, éstas se realizan al novio y a la novia justo antes de vestirse, de manera separada, durante unos 10 minutos.

En todo momento intento pasar lo más desapercibida posible, interfiriendo muy poco para que todo fluya de manera natural y espontánea, adaptándome a la personalidad de cada pareja.

Por ejemplo, Carlos & Elisa (2016) en la reunión me comentaron que preferían que no grabara sus preparativos, pero el día de la boda cuando entré a saludarles cambiaron de opinión y al final se animaron a que estuviera yo también allí durante esa parte. Y ¡menos mal! porque creo que queda fantástico en el vídeo y lo hace más personal. ¡Mirad!

Además siempre intento crear un buen ambiente con el fotógrafo (eso es imprescindible!). El mío es un trabajo que requiere de compenetración máxima con ellos. Formar un buen tándem fotógrafo / videógrafo es fundamental para tener un buen resultado por ambas partes.  En el momento de la sesión de fotos de pareja, acompaño a los novios sin apenas interferir en las directrices que los fotógrafos les van dando, e intento aportar alguna idea si creo que puede funcionar bien para el resultado del vídeo.

Formar un buen tándem fotógrafo / videógrafo es fundamental para tener un buen resultado por ambas partes.

¿Cuál es vuestro momento favorito en una boda? ¿Hay algún instante que no pueda faltar en un vídeo de boda?

¡Eso es muy difícil de contestar! Momentos favoritos de una boda hay miles, pero si tuviera que destacar alguno diría ese instante en que el novio ve por primera vez a la que se convertirá en su mujer.

Esa expresión de “qué guapa estás!” y de “por fin ha llegado el momento” son indescriptibles.

Me acuerdo ahora, por ejemplo, de Javi & Laura (2015) y de su “first look”, el novio estaba entre nervioso y alucinado,…y no podía parar de sonreír!

¿Qué les diríais a los novios que están pensando en contratar vuestros servicios pero tienen dudas?

Primero les diría que se animen a ver ejemplos de mi trabajo en la web y que pueden escribirme o llamarme para comentarme sus dudas y vernos, por supuesto, para charlar tranquilamente. En los encuentros entre la pareja y OnedayOnesong vemos si surge el “flechazo” entre ambos. Creo que es vital que haya buen feeling por ambas partes: de las parejas con el videógrafo y viceversa. El día de la boda es uno de los días más importantes y felices de la vida de cualquier pareja, por eso es imprescindible sentirse a gusto con la persona que te acompañará tantas horas para filmar esos momentos.

Creo que este buen feeling entre novios-videógrafo se nota en mis trabajos, se muestran naturales y todo fluye. Pienso ahora en la boda de Tyler & Ashley (2016) y en el buen rollo que se respiró durante todo el día, me hicieron sentir una invitada más.

Para terminar, me gustaría hacer también una recomendación a las parejas que tienen previsto casarse próximamente. Para elegir a un videógrafo u otro, según mi opinión, es básico considerar bien estos tres puntos: el estilo de video que realiza, el feeling que han tenido con la persona … y que encaje dentro de su presupuesto (claro!)

Sin duda, María de OnedayOnesong no puede ser más ¡transparente y profesional! Estamos seguras de que las dudas ante tener un precioso video de boda se te han quitado de golpe, ¿verdad?


Vídeos de boda de OnedayOnesong