¡Hola! Me llamo Gema, aunque quizá algunos me conozcáis como Rubirroja en las redes sociales. Me dedico a la fotografía lifestyle y lo que más me gusta es contar historias a través de mis fotografías. Como nueva integrante del equipo de All Lovely Party, voy a encargarme de buscar para vosotros las tiendas más bonitas y los lugares con más encanto para vuestras fiestas por los alrededores de Madrid. Y como me hace muchísima ilusión empezar esta nueva etapa como colaboradora, ¿qué os parece si para celebrarlo comemos juntos en uno de mis restaurantes americanos favoritos?

Peggy-Sue's-restaurante-americano-1

En Peggy Sue’s podemos encontrar carteles de neón, paredes de azulejos, confortables sillones que nos invitan a parar el tiempo, una carta hecha con mucho mimo y una banda sonora de lujo que suena de fondo y que nos traslada a la California de los años 60. Aunque conozco desde hace años el restaurante ubicado en el barrio de Huertas (Madrid), en esta ocasión nos hemos acercado a conocer el nuevo restaurante ubicado en Plaza Loranca 2.

¿Para beber? ¡Dos “Pink”, por favor!. La Pink Lemonade es una de esas cosas que no puedes perderte cuando vengas a Peggy Sue’s…¡está deliciosa!

¿Tienes hambre? Si echas un vistazo a la carta podrás encontrar entrantes como sus aros de cebolla a la cerveza, nachos con carne, queso cheddar y salsa de guacamole y “sour cream” o alitas de pollo con la receta de salsa barbacoa exclusiva de Peggy Sue’s. Pero si hay algo sin lo que no podría vivir son…¡sus tequesitos! Inspirados en la receta venezolana de los tequeños, estos deliciosos hojaldres de masa casera rellenos de queso fundido y servidos con salsa “mamita” y “sweet mango” son sencillamente irresistibles…

¿Te apetece uno?

Si quieres ahora podemos volver a hacer un repaso de la carta para ver qué podemos comer. Hay opciones para todos los gustos, como una ensalada César, el clásico sandwich club o su versión del sandwich Mississippi.

Y por supuesto, como cualquier restaurante americano que se precie, de lo que más saben es de hamburguesas. Pero no de cualquier tipo, sino de hamburguesas hechas con carne de primera y acompañadas con unas riquísimas patatas fritas en aceite de oliva.

Llegados a este punto, tengo que reconocer que para los amantes de la carne la mejor elección sería su Black Angus pero su concepto de “Personal Burguer” me parece todo un acierto. Puedes elegir los ingredientes que más te gusten para hacer una hamburguesa a tu gusto.

En primer lugar tenemos que elegir entre una hamburguesa de ternera que elaboran diariamente, pollo a la plancha o pollo empanado. Después podríamos elegir entre su pan clásico a la cerveza Guinness o pan brioche. Y por último, podemos elegir entre 4 ingredientes (bacon, lechuga, tomate, cebolla frita, distintos quesos, etc) o salsas (la deliciosa Honey Mustard, la Blue Cheese, de curry…).

Así que…¡a disfrutar!

Pero por si todo esto fuera poco, como en Peggy Sue’s quieren que nos sintamos como en casa y saben muy bien cómo conseguirlo, también nos dejan elegir las canciones que suenan en el restaurante por medio varias jukeboxes distribuidas en algunas de las mesas del local, donde podemos encontrar canciones de grandes artistas de la época como Aretha Franklin o Chuck Berry, pasando por los Who y por supuesto también algunas canciones de la BSO de Grease.

Ya solo nos falta el postre. Cuentan de Peggy Sue’s que su Pink Carrot Cake es única, pero me gusta tanto su brownie casero que…¡todavía no he encontrado la oportunidad de probarla!

Peggy Sue’s es perfecto para hacer una pausa al mediodía, para ir a cenar con los amigos o con toda la familia y, desde luego, para celebrar una fiesta de lo más sesentera. No dejes de hacer una parada en este restaurante si tieness la oportunidad.

¡Ha sido un placer! Nos vemos en el siguiente post y mientras tanto os dejo en muy buena compañía con Mireia recordando su post sobre tiendas bonitas que no puedes dejar de visitar ver si estás por Madrid.