¿Me echabais de menos verdad? pues para compensaros hoy os traigo una receta para vuestras fiestas: unas deliciosas tartaletas de pasta con fresas y yogur. Unas tartaletas ideales para estos días calurosos que se acercan y para todas las fiestas bonitas que están por venir.

Y como sabéis, intento siempre traeros recetas con las que sorprender y con las que no os volváis loc@s en la cocina. Éstas tartaletas son muy fáciles de preparar además de muy vistosas y deliciosas. Podréis cambiar el relleno y la fruta según la temporada y el gusto de cada un@.

Y volviendo al tema de las fiestas bonitas, imagino que ya habréis visto la revista y os la habéis estudiado enterita. Así que si es así habréis visto las deliciosas limonadas de sabores, para estas épocas de calor que asoman. Yo ya me imagino otra fiesta llena de limonadas de sabores y tartaletas crujientes de pasta filo. ¿Tu no?

INGREDIENTES: 8 tartaletas

  • 4 hojas pasta filo
  • 2 cucharadas azúcar glas
  • 4 cucharadas de mantequilla derretida + un poco para engrasar el molde
  • 250 gr yogur griego
  • 2 cucharadas de miel
  • 1 cucharadita  de extracto vainilla
  • 20 fresas en cuartos
  • 2 cucharadas de virutas chocolate negro

ELABORACIÓN:

*Precalentamos el horno a 180ºC.

*Comenzaremos preparando las bases de las tartaletas, para ello necesitaremos un molde rígido de magdalenas, engrasando 8 de las 12 cavidades que suele traer.

*Una vez engrasadas cortaremos la pasta filo en cuadrados algo más grandes que las cavidades para que, cuando los dispongamos dentro, sobresalgan un poco. Engrasamos la lámina una vez puesta en la cavidad y repetimos 4 veces para conseguir 4 capas de masa por tartaleta.

* Una vez dispuestas todas las láminas espolvoreamos bien con azúcar glas y horneamos durante unos 5 minutos o hasta que las tartaletas estén con un bonito color dorado.

* Una vez doradas retiramos del horno y dejamos enfriar en el molde.

* Mientras se enfrían prepararemos el relleno. Para ello, en un bol mezclaremos el yogur junto con la miel y la vainilla.

* Por último montaremos las tartaletas. Para ello, dispondremos las bases en una bandeja, distribuimos la mezcla de yogur, coronamos con las fresas en cuartos y espolvoreamos con las virutas de chocolate negro.

 Os recomiendo que, una vez montadas las tartaletas, no dejéis pasar demasiado tiempo para consumirlas ya que la base se podría aflojar. Por otro lado os cuento que podréis tener preparadas las bases con anterioridad, guardándolas con mucho cuidado en un recipiente hermético, al igual que la crema y las fresas cortadas. Así podríais montarlas en el último momento.

¿Os atrevéis con estas maravillosas tartaletas? ¿Las habíais cocinado ya?