Hay lugares únicos en los que casarse. Lugares idílicos, espectaculares y repletos de historia. De un tiempo a esta parte, cada vez son más las parejas que apuestan por estos lugares y cada vez más son los propietarios que acceden a cederles el lugar. Sitios inimaginables que a día de hoy son mágicos para la decoración de una boda.

Y así es la ubicación de hoy: un invernadero maravilloso donde la luz, la naturaleza y la vida son los protagonistas. ¿Quieres ver como Love Lovely ha preparado la decoración de esta boda en un invernadero?

Una boda en un Invernadero

Girando alrededor del estilo de la ubicación, Love Lovely se planteó crear una decoración de boda fresca, cuidada y con un toque romántico. Siguió los colores que el mismo invernadero aportaba: blanco mezclado con verde y acompañado de un toque plata y morado. Colores que se usaron en todos y cada uno de los rincones de esta boda en un invernadero.

Allí donde la ría de Pontevedra se divisa en todo su esplendor, donde la magia de las leyendas gallegas perdura en el tiempo, donde naturaleza e historia conviven en un lugar único, donde se disfrutan atardeceres de ensueño… se alza el Pazo de Santa Cruz”

Silvia y Luis son una pareja fantástica con una complicidad infinita. Su simpatía, su cercanía… son realmente encantadores. Ramón Vaamonde, el fotógrafo de esta bonita sesión post boda en un invernadero, fue el que los presentó a Love Lovely. Silvia tenia muchas ganas de que el recuerdo de esta sesión de fotos en pareja tuviera un aire diferente y una decoración muy cuidada. Así que sin poder evitarlo nada más nos plantearon lo que les gustaría hacer, pesamos en el encanto del Invernadero de Pazo de Santa Cruz como escenario. Un lugar donde su entorno antiguo, los verdes frondosos, el mar de fondo y su idílico invernadero acristalado eran el enclave perfecto y a la pareja les maravilló la idea que Love Lovely les planteó. Se diseñó pensando en el espacio blanco y verde que ofrecía ya de por sí el invernadero como base, con ese carácter antiguo y sencillo. La cristalería y la vajilla junto con otros pequeños detalles fueron en tonos de blanco, gris y ligeros toques de morado. Unas piezas dulces muy acordes con toda la estética, se le encargaron a Arte Doce. Las flores de la mano de Ombú Studio, con centros y pequeñas piezas de cristal con eucalipto, betuna, cardos, brunias, lisianthus y anémonas.

El Pazo de Santa Cruz es un lugar único con jardines, capilla y bosques del siglo XVII y un invernadero inglés fantástico donde pudimos realizar esta sesión post boda de ensueño para el recuerdo de Silvia y Luis, gracias a las imágenes de Ramón Vaamonde fotografía.” Nos cuenta Patricia de Love Lovely.

Una boda en un Invernadero

Una boda en un Invernadero

Una boda en un Invernadero

Una boda en un Invernadero

Una boda en un Invernadero

Una boda en un Invernadero

La-boda-invernadero-lovelovely (30)

Una boda en un Invernadero

Una boda en un Invernadero

Una boda en un Invernadero

Una boda en un Invernadero

Una boda en un Invernadero

Una boda en un Invernadero

Una boda en un Invernadero

Una boda en un Invernadero

Una boda en un Invernadero

Una boda en un Invernadero

Una boda en un Invernadero

Una boda en un Invernadero

Una boda en un Invernadero

Una boda en un Invernadero

Una boda en un Invernadero

Una boda en un Invernadero

 

…………………………………………………………………………………………………………………………………………………

Organización y decoración Love Lovely | Flores Ombú Studio | Fotografías Ramón Vaamonde | Dulces Arte Doce | Vestido Boüret | Localización El invernadero del Pazo de Santa Cruz

…………………………………………………………………………………………………………………………………………………