¿Alguna vez te has fijado en la decoración que une elementos antiguos y modernos y que utiliza colores pastel y elementos florales? Es lo que se conoce como el estilo Shabby chic que procede de Gran Bretaña y gracias a  El Jardín de Mamá Ana hoy te traemos una decoración de boda basada en estas características. Fue la propia novia, Ana, quien quiso que su boda con Felipe estuviera teñida de colores como rosas, melocotones, cremas y blancos que lograran crear la atmósfera romántica que buscaba para este día tan especial. ¿Quieres ver cuál ha sido el resultado?

En El Jardín de Mamá Ana se consideran a sí mismos unos románticos a los que inspiran todas las cosas bellas, “desde pequeñas historias, recuerdos, la naturaleza, el arte o el color hasta personas concretas” y esta es la razón que hace que se involucren mucho en las celebraciones para que “todo tenga un mayor sentido y sea más cálido y humano”. En todos sus eventos el trabajo a mano es un gran protagonista y en este caso la papelería, diseñada a partir de un estampado floral de origen inglés, no podía ser menos. “Realizamos el seating con pequeñas tarjetas individuales con fuentes caligráficas sobre un mueblecito de estilo romántico y con un gran olivo como fondo. Las butacas María Antonieta también desempeñaron un gran papel en el photocall donde, en un entorno rosa y color mostaza, los invitados disfrutaron posando con sombrillas de papel y carteles con frases bonitas.

Otro de los elementos claves en la boda de Ana y Felipe fueron las flores, que destacaron por el colorido tan suave que eligieron al utilizar “varios tipos de rosas, ramificadas, paniculata, claves importados y eucalipto para dar ligeros toques verdes. También las utilizamos en la decoración de las mesas a las que añadimos manteles de color arena, candelabros de plata, velas, marcos, libros antiguos y pequeños musgos naturales.” Como no podía ser de otra forma la mesa de los novios tenía que ser un poco más especial y para conseguir este toque distintivo utilizaron maletas antiguas, telas de distintas texturas y velas y flores para dar color y conseguir un bonito ambiente.

Y si te estás preguntando dónde estaba la mesa dulce la  respuesta es ¡en la zona de baile! Los organizadores sabían que los recién casados lo iban a dar todo en la pista y que luego iban a necesitar un poquito de azúcar para recuperarse. Así da gusto, ¿a que sí?

¿Habías oído hablar de este estilo tan romántico? ¿Te gustan las bodas shabby chic? Cuéntanos cualquier anécdota o pensamiento que te pase por la cabeza, ya sabes que nos encanta saber tu opinión, y no te olvides de que nos vemos aquí en el próximo artículo. ¡Espero que te haya gustado!

Una boda shabby chic veraniega

Una boda shabby chic veraniega

Una boda shabby chic veraniega

Una boda shabby chic veraniega

Una boda shabby chic veraniega

Una boda shabby chic veraniega

Una boda shabby chic veraniega

Una boda shabby chic veraniega

Una boda shabby chic veraniega

Una boda shabby chic veraniega

Una boda shabby chic veraniega

Una boda shabby chic veraniega

Una boda shabby chic veraniega

Una boda shabby chic veraniega

Una boda shabby chic veraniega

Una boda shabby chic veraniega

Una boda shabby chic veraniega

Una boda shabby chic veraniega

Una boda shabby chic veraniega

Una boda shabby chic veraniega

Una boda shabby chic veraniega

Una boda shabby chic veraniega

Una boda shabby chic veraniega

Una boda shabby chic veraniega

Una boda shabby chic veraniega


Organización y decoración El Jardín de Mamá Ana | Fotografía Diego de Rando | Repostería y flores El Jardín de Mamá Ana | Catering Jardines La Hacienda | Vestido Pronovias | Zapatos Jimmy Choo | Traje Ottavio Nuccio | Joyería Aristocrazy | Peluqueria Bigudies de Rubies | Tocado Toussette