Hay momentos en los que queremos que nos mimen, que nos traten con mucho cariño y delicadeza, que cumplan nuestros caprichos más sencillos y que, con ello, nos demuestren su afecto. En definitiva, que nos traten como a una princesa.

Hoy te traigo una sesión que persigue esta meta y lo hace con Miss Cavallier, una novia que, además de brillar con luz propia, también lo hacía con la fuerza de la vida que llevaba dentro. Ha sido la Agencia No Quiero, de Rodolfo Mcartney, quien se ha encargado de la organización de esta editorial que nos presenta una gama cromática muy reducida con la que busca que nuestra atención se focalice en lo más importante.


Una novia princesa vestida por Juana Rique



Novia princesa

«No mires solamente aquello que más brille, precisamente es en las zonas más oscuras donde están las cosas más brillantes.» Hace unos años un cineasta me dijo esta frase que se me ha quedado grabada a fuego en la mente y que me parece que le viene como anillo al dedo a esta sesión.

Una novia princesa

Una novia princesa

Una novia princesa

Una novia princesa

Una novia princesa

Una novia princesa

Descubrimos una mesa de ensueño con una cubertería dorada que brilla con los destellos de la cálida llama que ilumina las velas y que contribuye a crear una atmósfera de cuento. Lo mismo ocurre con las copas de cristal transparente y delicados grabados en color oro, un toque que aporta una gran distinción que conecta a la perfección con la vajilla lisa y las blancas servilletas de tela que descansan sobre ella.

Una novia princesa

Una novia princesa

Una novia princesa

Una novia princesa

Una novia princesa

Una novia princesa

La vegetación, de la mano de Flores Inesita Bonita, es de un verde muy oscuro que, con la limitada luz, se llega a confundir con el negro, lo que consigue que resalten los elementos blancos y el magnífico lugar elegido para llevar a cabo la sesión. Se trata del Palacio de Montarco, un edificio del siglo XV que está lleno de pequeños rincones que lo convierten en un lugar único, algo que muestran de manera muy artística las fotografías de Sara Lobla.

El estilismo que luce la novia pertenece a la firma gallega Juana Rique, que destaca por los pequeños detalles que se ocultan en todas sus creaciones y que marcan la diferencia. En este caso se combinan texturas muy diferentes que culminan con un pequeño lazo negro que contrasta con el conjunto.

Una novia princesa

Una novia princesa

Una novia princesa

Lo mismo consigue el brillante tocado de Alial y los complementos de la Joyería Suárez, creando una gama de destellos que lograrían iluminar hasta la oscuridad más profunda. Espero que te haya gustado esta sesión tanto como a mí. ¡Nos vemos en la próxima!


Fotografía Sara Lobla | Coordinación y estilismo Rodolfo Mcartney | Vestido Juana Rique | Tocado Alial | Zapatos Doriani | Localización Palacio Montarco | Flores Inesita Bonita | Peluquería y Maquillaje Oui Novias | Joyas Joyería Suárez