Me gusta el cine de culto, la música, las parejas diferentes, las bodas al aire libre o en lugares mágicos, el surf, lo analógico, llorar de la risa y emocionarme con vosotros. Mi filosofía se basa en contar vuestra historia desde un punto de vista documental y artístico y para mí el feeling personal es muy importante. Creo que hay un fotógrafo para cada pareja y estaré encantado de escuchar vuestra historia para descubrir si soy el vuestro”.

Con estas palabras que no necesitan de interpretaciones se presenta Marco Mas, el fotógrafo que se esconde tras M2VisualStudio y que es además de Técnico Superior en Fotografía Artística, Licenciado en Bellas Artes.

Como todo artista que se precie a Marco le gusta lo diferente, romper barreras y salirse de la norma lo que para los novios se traduce en fotografías espectaculares en parajes increíbles que no solo rebosan belleza sino que además capturan los sentimientos más profundos y sinceros de las personas. “Poder contar la historia de Bea y Adrián es un privilegio” dice, “para mí son la prueba de que las cosas sencillas hechas con mucho amor son sinónimo de éxito. Conocerles fue un placer para los sentidos e hicieron que me enamorara más, si es incluso posible, de mi trabajo”.


Un postboda en el desierto


Postboda desierto m2visualstudio

La escenografía en las imágenes de Bea y Adrián es prácticamente inmejorable y el amor casi palpable. Se nota a leguas que se adoran el uno al otro y esto fue algo que Marco percibió al pasar tan solo unos minutos con ellos.

Se le ocurrió entonces que quizá ellos eran la pareja que él llevaba tanto tiempo buscando para regalarle la locación que había encontrado meses atrás y que lo había dejado sin palabras. Tuvo la suerte de descubrir este pequeño desierto secreto de camino a una de sus playas habituales y se enamoró del lugar en cuestión de segundos porque le recordaba a muchos de sus referentes del mundo de la fotografía y de lo audiovisual, como me gustan las causalidades.

Preboda desierto m2visual

Preboda desierto m2visualstudio

Postboda desierto m2visualstudio

Postboda desierto m2visualstudio

Postboda desierto m2visualstudio

Postboda desierto m2visualstudio

Postboda desierto m2visualstudio

Postboda desierto m2visualstudio

Postboda desierto m2visualstudio

Postboda desierto m2visualstudio

Postboda desierto m2visualstudio

En la soledad de este lugar en el que la tierra desprendía tanto calor como sus corazones Bea y Adrián tuvieron la oportunidad de volver a bailar su canción, de sonreír como niños pequeños al jugar con bengalas, de abrazarse entre nubes de humo y, sobre todo, de disfrutar el uno del otro sin prisas ni restricciones porque, al fin y al cabo, estaban en su pequeño desierto.

Postboda desierto m2visualstudio

Postboda desierto m2visualstudio

Postboda desierto m2visualstudio

Postboda desierto m2visualstudio

Postboda desierto m2visualstudio

Postboda desierto m2visualstudio

Postboda desierto m2visualstudio

Postboda desierto m2visualstudio

Postboda desierto m2visualstudio

Postboda desierto m2visualstudio

Postboda desierto m2visualstudio

Postboda desierto m2visualstudio

Postboda desierto m2visualstudio

Postboda desierto m2visualstudio

Postboda desierto m2visualstudio

Postboda desierto m2visualstudio

Postboda desierto m2visualstudio

¿Qué te ha parecido esta preciosa localización? ¿Te atreves con un postboda en el desierto?


Fotografías M2Visualstudio | Vestido Otaduy | Tocado Sister´s Tocados | Capa Asos | Complementos Soloio


Pin It on Pinterest

Share This